El ransomware Bad Rabbit, un virus informático que está activo desde la semana pasada en Rusia y otros países de Europa, se aprovecha de falsas actualizaciones de Firefox y de Adobe Flash Player para controlar los archivos personales de las personas afectadas, por lo que especialistas aconsejan descargar aplicaciones o programas solo desde sus sitios oficiales.